Cómo gestionar eficazmente la relación con nuestros clientes

Si te digo CRM, puede que conozcas su significado o puede que te suene a proyecto espacial ultrasecreto.

 

En caso de que no lo conozcas, las siglas CRM provienen de Customer Relationship Management, es decir, Gestión de la Relación con el Cliente.

 

Un CRM no es más (ni menos) que una plataforma que centraliza todos los datos que tenemos de nuestros clientes y todas las interacciones que realizamos con ellos, en una misma base de datos.

A través de este software, podemos ver la ficha de cada uno de nuestros clientes en la que encontramos toda la información que le relaciona con nuestra empresa. Podemos visualizar desde sus datos de contacto, al historial de las compras que ha realizado, a los emails que ha intercambiado con nosotros, las facturas de sus compras u otros documentos importantes.

 

De esta forma, con un solo vistazo, tenemos delante una idea general de este contacto y la relación que tiene con nuestro negocio. Esto, a parte de facilitarnos la búsqueda de datos y evitar-nos una pérdida de tiempo innecesaria, también nos ahorra posibles fallos, errores o descuidos que fácilmente pueden darse si no tenemos a mano toda la información.

Otros aspectos que podemos monitorizar con un CRM son la gestión de incidencias, la recogida de información a través de formularios web, el envío de SMS, la automatización de envío de emails o documentos, entre muchísimos otros.

 

Una de sus grandes utilidades es el filtrado de la información que se muestra de cada cliente, según los permisos del usuario que los está consultando. Con esto, podemos dar permiso al CEO para que pueda ver toda la información, evitar que los comerciales puedan ver la información de carteras que no son la suya, o denegar el acceso a información delicada a los usuarios que nos interese.

 

Al poder acceder al software a través de internet y desde diferentes dispositivos, se flexibiliza al máximo el acceso a los datos. Ya sea trabajando desde la oficina, teletrabajando, o desde una visita a nuestro cliente, podemos hacer cualquier cambio o actualización en la información, que automáticamente será visible desde cualquier otra parte (por cualquier usuario que tenga acceso al CRM).

 

¿Cómo puedes saber si tu negocio necesita un CRM? Hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Almacenas la información de tus clientes en excels o, peor, en libretas?
  • ¿No sabes cuál es la última interacción que tuviste con un cliente, cuándo fue, ni quién de tu equipo lo atendió?
  • ¿El teletrabajo complica que los miembros de tu equipo puedan acceder a la información actualizada?
  • ¿Necesitas informes sobre la actividad de tus clientes o monitorizar las acciones que realiza tu equipo día a día?
  • ¿Te gustaría simplificar el trabajo automatizando el envío de mensajes a tus clientes o creando avisos de tareas?

 

Si la respuesta a una o más de las anteriores preguntas es SÍ, un CRM será la herramienta perfecta para que tu empresa tenga la mejor gestión de la relación con sus clientes.

 

En nuestro apartado de herramientas de emprendimiento te recomendamos un CRM entre otros aplicativos que te facilitarán el día a día de tu empresa.

 

Somos el Business Center de Badalona, para dar visibilidad y posibilidades a tu negocio.

En Espai114 juntos formamos un equipo; Queremos inspirarte y acompañarte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *