LA NUEVA REVOLUCIÓN ES EL “TRABAJO NO LINEAL”

Durante décadas, la jornada laboral comenzaba a las 9 de la mañana y terminaba a las 5 de la tarde con sólo un descanso al mediodía para el almuerzo. Gracias a la pandemia que acabamos de ocurrir, todo esto ha cambiado. Los trabajadores han podido organizarse su trabajo de forma autónoma y hacerlo cuando ellos quisieran.

Este cambio ha dado lugar a otros nuevos modelos de trabajo, incluida la jornada laboral no lineal. Las personas que deciden realizar esta modalidad pueden realizar el trabajo fuera del tradicional bloque de horarios.

Trabajando de forma asíncrona, es decir, teniendo distintos horarios que sus compañeros, los trabajadores pueden completar las tareas con mucha flexibilidad y repartidas a lo largo del día. Lo que conseguimos con este nuevo método es que los empleados puedan adaptar sus horarios de trabajo a sus vidas personales, en lugar de que esto sea a la inversa.

 

 

Si miramos unos años atrás, podemos ver que las “jornadas no lineales” no eran muy conocidas. En cambio, ahora mismo casi todo el mundo tiene adoptada una forma de trabajo más flexible y esto hace que en cierto modo los trabajadores
sean mucho más productivos.

Está claro que no todos los empresarios darán a sus trabajadores ese grado de libertad. Pero en el nuevo mundo laboral, las jornadas “no lineales” tendrán mayor protagonismo en algunos sectores.

Según los expertos, el trabajo asíncrono tiene innumerables ventajas, siempre que se tomen ciertas medidas.

La primera ventaja de todos es que una mayor flexibilidad a menudo se convierte en una mayor productividad., En lugar de concentrarse durante 8 horas seguidas, los empleados pueden dividir su jornada en bloques que se adapten mejor a sus rutinas y, de esta forma, tener más control sobre el tiempo.

 

 

La segunda ventaja es que el trabajo se centra en los resultados y no en la actividad que se realiza. Esto lleva a los trabajadores a tener más control sobre su tiempo y cómo lo administran. Esta metodología disminuye considerablemente el riesgo de sufrir agotamiento y estrés.

Además de todo esto, el trabajo asíncrono nos permite ahorrar tiempo en los desplazamientos, realizar tareas administrativas en horas de baja productividad, maximizar y aprovechar mejor el tiempo libre y ahorrar dinero haciendo los
comidas en casa.

El trabajo no lineal será nuestro futuro nuevo.

Somos el Business Center de Badalona, para dar visibilidad y posibilidades a tu negocio. En Espai 114 juntos formamos un equipo; queremos inspirarte y acompañarte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *